header image
Inicio arrow Temas arrow Costa y turismo arrow Tribunal Ambiental paraliza 10 proyectos en Guanacaste
Tribunal Ambiental paraliza 10 proyectos en Guanacaste
martes, 02 de septiembre de 2008
Redacción (NP)  La “barrida ambiental”, realizada por el Tribunal Ambiental  administrativo (TAA),  en Santa Cruz y Carrillo de Guanacaste, reveló numerosos problemas que están siendo investigados, mientras que hoteles y megaproyectos inmobiliarios están bajo medidas cautelares.
Un informe oficial reveló nuevos casos de montañas arrasadas, tala de árboles sin permisos, obras en zonas de protección, invasión de cauces y de zonas inalienables, y hasta la construcción de un complejo de apartamentos sin contar siquiera con los permisos municipales es parte de los principales problemas encontrados por el TAA en ambos cantones.

Tras finalizar el informe de la barrida ambiental realizada en mayo pasado en esta zona y estudiar minuciosamente cada caso, el Tribunal Ambiental resolvió ordenar medidas cautelares para paralizar obras en 10 proyectos y casas, mientras que otros 6 casos continúan en investigación.

En total se han abierto 16 expedientes o casos como resultado de esta barrida ambiental, indicó el Tribunal, adscrito al Ministerio del Ambiente

(MINAE).

Grandes proyectos

Uno de los proyectos más grandes que el Tribunal ordenó paralizar es el denominado Desarrollo Urbanístico Sea Breeze Mountain, un complejo que abarca cuatro montañas en Las Delicias de Santa Cruz.

En este lugar se abrió una enorme red de caminos y muchos tramos de bosque han sido eliminados para dar paso a las terrazas donde se construirán 212 casas, 2 condominios con casi 70 apartamentos, un hotel restaurante, dos  canchas de tenis y una cancha de golf, según consta en el informe técnico.

Dicha red de caminos internos muestra cortes de 90 grados, en suelos con pendientes entre un 60 a 80% y de excesiva pedregosidad. Se observó que los sedimentos producidos por los cortes no se han dispuesto adecuadamente, cayendo montaña abajo y sepultando árboles y el sotobosque.

Además, árboles nativos de la zona fueron desraizados, cortados o maltratados con maquinaria pesada. En este bosque se identificaron especies como ron ron, pochote, plumeria, laurel, indio desnudo, albizia, chapernos y otros.

En el Proyecto Sea Breeze, también se ubicó la construcción avanzada de una caballeriza junto a una quebrada, sin respetar la zona de protección.

También está en proceso de investigación el proyecto del Hotel Hyatt Azulera, ubicado en las cercanías de playa Brasilito. En este caso, se verificó la corta de árboles y la limpieza casi total del predio,  en donde se proyecta construir el hotel.

Los desarrolladores mostraron un permiso otorgado por la oficina local del MINAE para cortar más de 300 árboles en un terreno de 20 hectáreas, lo cual representa una corta de 15 árboles por hectárea, y la Ley Forestal indica que no se debe autorizar la corta de más de tres por hectárea.

Sardinal

El Tribunal Ambiental también dispuso medida cautelar al Proyecto Condo Hotel Loma Linda, ordenando paralizar toda obra o actividad que afecte al medio ambiente.

En esta propiedad, cercana a Playa Panamá, se construyeron terrazas, se hicieron intensos movimientos de tierra y corta de árboles de manera casi total.

A dicho proyecto se le otorgó un permiso para cortar 68 árboles en un área de poco menos de siete  hectáreas; es decir, se autorizó a cortar 10 árboles por hectárea.

Al lado de este proyecto se ubicó vegetación abundante, lo cual hace presumir que se está afectando un área boscosa y se está cortando el corredor biológico que podría haber existido ahí.

Este hecho será investigado a fondo por el Tribunal Ambiental y expertos del MINAE, indicó el informe.

Un caso similar es el del Proyecto Marbelleza, un desarrollo en etapa muy inicial en Cuajiniquil de Santa Cruz, donde se abrió una trocha de un kilómetro de caminos en medio del bosque tropical seco y en fuertes pendientes.

Además, se obstruyeron tres pasos de agua y se habría provocado la alteración de flora y fauna al interrumpirse el corredor biológico en dicho bosque tropical. A este proyecto también se le dictó medida cautelar de paralización de actividades.

En este caso, para la construcción de la red de caminos internos, se eliminaron árboles dentro del bosque con draga u otro equipo pesado. Hay árboles golpeados y volcados debido al peso del material acumulado sobre su fuste, y además se eliminó por completo todo el sotobosque por el deslizamiento de los materiales en las áreas afectadas.

Sin permisos

Uno de los casos más insólitos es el del Complejo Villas Mediterraneus, un conjunto de 52 apartamentos de lujo en Tempate de Santa Cruz, que ya estaba a punto de terminarse y no cuenta con ningún tipo de permiso, ni siquiera los municipales.

El Tribunal Ambiental constató que no tiene la viabilidad ambiental  por parte de la SETENA, no tiene el permiso del Departamento de Aguas del MINAE y tampoco el del Colegio de Ingenieros y Arquitectos. Por eso se ordenó su paralización.

Parecido es el caso de una residencia de lujo a la cual los vecinos bautizaron como “El Castillo” por su semejanza con la forma de los castillos medievales.

Se trata de una suntuosa residencia de 650 metros cuadrados, que no cuenta con viabilidad ambiental, como corresponde a una edificación de estas dimensiones y por esta razón se ordenó paralizar su construcción.

Esta enorme casa pertenece a un extranjero de nacionalidad alemana y está ubicada en el distrito de Potrero, cantón de Santa Cruz. Al igual que “el castillo”, otras lujosas residencias se levantan en estas montañas de Potrero, abriendo trochas y terrazas en lo que era un bosque tropical seco.

Playa Guacamaya

Entre otras irregularidades, el Tribunal Ambiental también detectó fuertes movimientos de tierra en una finca de 260 hectáreas donde se proyecta desarrollar la primera etapa del Desarrollo Playa Guacamaya, en Sardinal de Carrillo.

Este desarrollo proyecta la construcción de un hotel, 800 residencias, un campo de golf y una marina, entre otras obras.

En este caso se ordenó paralizar la extracción de material geológico a efecto de no causar mayores afectaciones ambientales, según indica la medida cautelar dictada por el Tribunal Ambiental.
 
Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo