header image
Inicio
¿Hotel Riu a juicio?
lunes, 27 de julio de 2015

·       p_1924_riuAudiencia preliminar  miércoles 29 y jueves 30 de julio

Esta semana se definirá si habrá juicio por los daños ambientales producidos por la construcción del Hotel Riu en playa Matapalo de Sardinal de Carrillo, Guanacaste.

En marzo pasado -después de casi seis años - la Fiscalía presentó una acusación por falsedades y delitos que posibilitaron la destrucción del bosque en la zona donde se construyó el hotel. También reconoce que se destruyó y rellenó un manglar. Pero el meollo del asunto es comprobar la responsabilidad directa del hotel en los citados daños.

La organización Confraternidad Guanacaste y Edgar Cantón, del Consejo Ecocivil de Carrillo, vienen denunciando el caso desde 2009, así como los impactos del megaturismo sobre los bienes públicos y la violación de los Derechos Humanos de las comunidades. La organización interpuso un recurso de Amparo ante la Sala Constitucional (expediente 09-9625) así como denuncias administrativas y penales. Además, los vecinos y vecinas de Sardinal, Nuevo Colón y Artola resistieron al intento de cerrar el acceso público a la playa, mientras que ecologistas y vecinos hicieron dos campamentos en febrero de 2010 y marzo de 2011. La expropiación comunitaria de los bienes públicos y el despojo ambiental ha provocado diversas formas de resistencia y protesta.

Entre los impactos que generó la primera etapa de este hotel todo incluido de 701 habitaciones, se destacan las siguientes: la destrucción del manglar que había en la zona; el uso intensivo del agua en una región con escasez; la destrucción con dinamita del arrecife en la playa frente al hotel; la tala y entierro de árboles además del desvió del cauce de la Quebrada Huesera, la invasión de su área de protección y su posterior entubamiento. También se denunció la muerte por secamiento de árboles dentro de la zona marítima que estorbaban la vista a la playa. Además, la muerte del trabajador Rafael Antonio Pérez en circunstancias poco claras durante las obras de construcción de la primera etapa.

En 2011 se llevó a cabo la segunda etapa del hotel conocido como Ríu Palace , de otras 538 en total habitaciones para un total de 1239 habitaciones unos de los más grande de Centroamérica. Esta se construyó usando mano de obra extranjera inmigrante, la mayoría sin derechos laborales básicos, seguro social, vacaciones o liquidación. Esta situación contrasta con el discurso económico de “desarrollo” y “progreso” que se usa para justificar el auge inmobiliario de Guanacaste.

La playa Matapalo ha sido un territorio de anidación de tortugas marinas, que se ha visto severamente afectado por las actividades del hotel. Entre las afectaciones que podemos mencionar están la contaminación lumínica y sonora que interfiere en el proceso de desove. Según vecinos, el Hotel Riu se apropió de los sitios donde antes desovaban estos animales en peligro de extinción, testimonios recogidos en el documental Quebrando los Huevos de Oro  del Centro para Viajes Responsables.

Según las autoridades del Área de Conservación Tempisque (ACT), “se realiza inspección ocular donde se observa relleno y eliminación del manglar entre los mojones 149 y 160; además hay eliminación de vegetación arbórea entre los mojones 160 a 26…” Oficio ACT-OSRSCC-147 de marzo de 2010. El ACT cuantifico que el área cortada y rellenada correspondía a un manglar de aproximadamente 8000 metros cuadrados, mientras que una porción de árboles -con una extensión cercana a los 5000 metros cuadrados- situados contiguo al estero y dentro de la zona pública, fueron talados casi en su totalidad.

Por su parte el Tribunal Ambiental Administrativo (expediente Nº 174-09-03-TAA) tras una inspección realizada en la zona aledaña al hotel Riu, detalló que preliminarmente encontraron el desvío y eliminación del cauce de una quebrada, la corta de vegetación, el relleno de áreas de manglar y la introducción de especies vegetales exóticas. (Ver inspección).

En 2011, la Fiscalía de Santa Cruz y el Organismo de Investigación Judicial intervinieron el departamento de permisos ambientales de la Municipalidad de Carrillo, la cual mantuviera estrechos vínculos con el Hotel Riu y sus representantes legales. Además, se intervino el MINAET de Santa Cruz de Guanacaste, específicamente por los permisos otorgados para la construcción del mencionado hotel.

Lamentablemente este no es un caso aislado. La cadena española también fue acusada en Jamaica, donde se ordenó la demolición del cuarto piso de un hotel por falta de permisos. En Panamá, el Ministerio de Trabajo paralizó parcialmente las obras por incumplir normas de salud y de seguridad en algunas áreas. En México, la empresa construyó dos hoteles cuando tenía permiso para uno en Cancún y en Puerto Vallarta construyó en una propiedad que no era suya. Mientras tanto, en Andalucía fue denunciado por explotar a sus trabajadores.

Ante la pregunta de si debe elevarse a juicio el caso por los múltiples daños ambientales durante la construcción del Hotel Riu, consideramos que sí existen los antecedentes suficientes para sentar las responsabilidades en instancias judiciales. Si no se hace, será otro caso de irrespeto a la legislación nacional en materia ambiental que queda impune a vista y paciencia de las autoridades.

Informes: Confraternidad Guanacasteca al correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Lista de correo

Suscríbase para recibir las noticias de FECON en su casilla.

Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo