header image
Inicio
Guacimal: reinician obras de polémico proyecto y comunidad define vía pacifica para defender rio
martes, 09 de febrero de 2016
guacimal_bloqueo

Comunicado de lucha por el agua, Guacimal. 7 de febrero 2016

Por la Alianza por la Defensa del Recurso Hídrico en el cantón Central Puntarenas

Finalizado el plazo de paralización que aceptó el SENARA tras la presión comunal del día 7 de enero en el cruce de Santa Rosa, a pesar un dialogo  mediado por la Casa Presidencial en el que no se ha resuelto nada todavía, y ante el arranque de las máquinas este lunes 8 de febrero,  comunicamos  al pueblo de Costa Rica lo siguiente:

Que esta lucha comenzó desde el 2011. Desde entonces nos hemos manifestado de muchas formas contra esta irregular explotación para riego impulsada por el SENARA y la SUALA (Sociedad de Usuarios de Agua de los Ángeles) que pretenden hacer del rio Veracruz.  Los medios usados: Cartas con cientos de firmas de vecinos y vecinas ante SENARA, Ministerio de Ambiente, SETENA Viceministerio de Aguas, Municipalidad de Puntarenas, además de la Sala Constitucional en donde encontramos razón en el 2014 cuando se resolvió un amparo en favor de nuestro ambiente. 

En 2013 hubo una renuncia masiva a los permisos de paso de tuberías firmados por muchos bajo información falsa, cuando se apoyó un proyecto llamado riego Guacimal-Los Ángeles (RIGUAN). Ha habido muchas presiones para obligar a la gente a mantener sus permisos, incluso con demandas como la que interpuso la SUALA a nuestra vecina Lourdes Méndez, queriendo forzarla a permitir el paso de los grandes tubos por su finca. La comunidad se solidarizó con ella y seguimos defendiendo los derechos de cualquier vecino o vecina que sea afectado con la construcción de este megaproyecto. 

Para evadir el conflicto social que han creado SENARA y los empresarios interesados en el agua en nuestra comunidad,  le han pedido permiso al ICE, que tiene plano de una propiedad en desuso desde los 70´s, para pasar sus tuberías. Muchas de esas antiguas zonas de paso son hoy parte de pequeñas propiedades de vecinos que tienen su plano debidamente inscrito. La propiedad de estas personas está abiertamente amenazada con el avance de este proyecto, que ni siquiera tiene un  plano aprobado por la Municipalidad donde se hubieran revisado y corregido técnicamente los impactos de la construcción y evitado afectaciones al interés general como las atrás mencionadas.

 Consideramos que la inclusión por parte del Ministerio de Agricultura y Ganadería del proyecto de riego Guacimal-Sardinal, promovido desde el 2008 como el proyecto más ambicioso dentro del PROGHIR para incrementar la producción de los cultivos más rentables en el mercado” … dentro del Plan de Emergencia por sequía del 2015, es una simple maniobra final para pasar por encima a nuestras comunidades e imponer los proyectos, cerrando toda puerta a los afectados, que somos cientos de personas, con estas explotaciones en nuestros ríos. Esto al igual que el proyecto San Rafael-Sardinal, que se incluyó a pesar de que ya estaba construido antes de publicarse el Plan de Emergencia en marzo. 

La construcción totalmente a revés, es decir desde las fincas en Sardinal hacia el sitio de la toma en Guacimal, donde se ubica el río Veracruz, es la muestra más que clara de que todo se ha hecho para pasar encima al pueblo de Guacimal, pues ahora SENARA y SUALA anteponen sus contratos, aprobados irregularmente, para dar un NO rotundo a la detención de las obras.

La Municipalidad brilla por su ausencia en la clausura de la construcción, a pesar de que el Departamento de Construcciones no ha conocido ni aprobado un plano del proyecto para cumplir su deber de evitar daños al patrimonio público y bienestar general de los habitantes de esta zona. No ha habido intervención  a favor de los pueblos afectados.

La ausencia de un Estudio de Impacto Ambiental, un simple instrumento de evaluación ambiental considerado en votos de la Sala Constitucional como necesario para garantizar el respeto del derecho a un medio sano de todos los habitantes, es otra evidencia del menosprecio de la empresa beneficiaria del riego contra las personas afectadas por esta apropiación del agua. Por ejemplo, los vecinos del pueblo de Aranjuecito denunciaron desde agosto  del 2015 el falso testimonio con el que la Sociedad de Aranjuecito aseguró al MINAE que no afectaría a terceros con su explotación, pero aún no hay respuesta de Dirección de Aguas a esta denuncia. Nunca se ha incluido a las comunidades en la toma de decisiones a pesar de que el agua es de uso múltiple y de interés social.

Ante esta serie de hechos irregulares, nos sentimos desamparados por el Estado y sus instituciones, pues defienden los derechos adquiridos irregularmente por personas que en nombre de un desarrollo que no se ve en nuestras comunidades se aferran al agua de los ríos con impunidad.

Nunca nos hemos opuesto al riego como actividad humana necesaria para mitigar la intensificación de los veranos. Pero es absurdo ver grandes fincas con riego 24 horas al día mientras en los ríos los peces han muerto masivamente para alertarnos de que NO hacer Estudios de Impacto Ambiental trae consecuencias graves o irreversibles a la fauna acuática. Es una vergüenza para el país supuestamente ecológico que se muestra ante el mundo. Es absurdo también regar pastos mientras comunidades enteras sufren desabastecimiento por merma de sus fuentes. Por ejemplo, mientras Villa Bruselas sufre escasez en la parte baja, a escasos metros las mariposas riegan miles de litros de agua cada hora en las piñeras de las haciendas.

Estos riegos son  insostenibles y nadie se responsabiliza de monitorear los ríos y las explotaciones. De hecho, proyectos con concesión cancelada por vencimiento, como el riego de Guacimal, han operado por años a vista de los responsables del SENARA.

Los ingenieros del SENARA sostienen un discurso del siglo XX, porque consideran que el agua se desperdicia si llega al mar. Por eso aparentemente no les interesa que los ríos queden en condición ambiental crítica o secos del todo y llaman alarmistas a quienes sí consideramos la vida de los ríos. Deberían recordarles a estos funcionarios del Estado que en la Convención de Río 1992 se abordó el tema ambiental integralmente, más allá de los tubos y los sistemas de riego. Si de ríos que no llegan al mar hablamos, señalemos esas haciendas de la parte baja que sobreexplotan los caudales o desvían los cauces del río por canales ilegales, dejando los cauces naturales secos como constatamos en el Aranjuez y el Guacimal el año anterior, o como se ve la parte baja del río Lagarto que queda en situación crítica en verano.

La Dirección de Aguas ha reconocido que carece de estudios completos de las fuentes de agua, es decir que está entregando concesiones sin garantía de sostenibilidad. Sin embargo no acepta revisar el nivel de explotación actual de las concesiones y defiende las explotaciones que ha entregado contra las normas internacionales de sostenibilidad y con criterios de caudal ecológico técnicamente flojos.

Ante este panorama, a los pueblos que valoramos y hemos decidido defender nuestros ríos, nos manifestamos una vez más en pie de lucha contra el irrespeto de los intereses comerciales sobre el agua, contra la mentira del desarrollo que se usa para acaparar los ríos, y contra las maniobras institucionales que solo representan un ataque a las organizaciones comunales que concientizamos acerca de la sostenibilidad necesaria para el bienestar humano, en el presente y el futuro.   

Mientras la Sala Constitucional, el Tribunal Ambiental y otros entes resuelven los cuestionamientos que hemos hecho, nos mantendremos en actividad opuesta pacíficamente, unidos como comunidad defensora del río Veracruz, con el apoyo generoso de vecinos de Santa Rosa, Aranjuecito, La Pita, Orocú, Sardinal, Malinche, Monteverde, Puntarenas Centro y todos los pueblos que entienden los motivos de nuestra lucha. Porque el futuro lo construimos solo con respeto y unión entre comunidades. Rechazamos los señalamientos de la SUALA respecto a nuestro trabajo, porque solo buscamos defender el interés general, la sostenibilidad del uso del agua y el bienestar de la mayoría de las personas de nuestra zona. No renunciaremos a estos valores que impulsan nuestros esfuerzos como organización.

Esta semana es de lucha para la Alianza: de lucha colectiva por la defensa del río Veracruz. Este 2016 NO permitiremos ríos sobre explotados.

Pedimos solidaridad de todos los pueblos y organizaciones del país.

¡El agua no se vende, se valora y se defiende!

Firmado el domingo 7 de febrero de 2016 en el salón comunal de Guacimal a las 8:00 pm por 58 personas del pueblo.

 
< Anterior   Siguiente >
Bloqueverde
Ingresar
Lista de correo

Suscríbase para recibir las noticias de FECON en su casilla.

Alianza de Redes Ambientales
banner.jpg
Municipios sin Transgénicos
mapainteractivo